Carta De Amor A Los Muertos

carta-de-amor-a-los-muertos-1

Aquí encontrarás el modelo de carta de amor a los muertos, disponible con una plantilla en formato Word para que puedas personalizarla a tu gusto  y también en formato PDF. Con esta plantilla puedes rellenarla con la información que necesites y la tendrás. ¡Descarga ahora nuestra plantilla de carta de amor a los muertos!

Ejemplo de carta de amor a los muertos

A continuación te mostramos el ejemplo de la carta que te has descargado en tu ordenador, tablet o móvil, te recordamos que también tienes la posibilidad de copiar y pegar desde aquí.

E incluso al final del artículo te mostramos con detalle cómo debes escribirla si quieres hacerla tú personalmente. 😉

Ejemplo 1

Valentina, mi amor eterno

Tuve el privilegio de conocerte desde que fuimos niños. Tú eras una hermosa niña color caramelo, yo soy blanco como la nieve. Tú sonrisa resaltaba entre las demás niñas y yo tuve el regalo de notarlo y de darle valor.

En nuestra adolescencia la vida me obsequió poder tomarte de la mano, acariciar tu largo cabello y darte tu primer beso. Un momento que jamás se borrará de mi memoria. Te vi reír, llorar, y ayudar a otros. Ellos también te extrañan, pero no tanto como yo.

Al llegar a nuestra edad adulta el regalo me lo diste tú, aceptaste ser mi esposa y te vi caminar hacia mi. Pude tomar tu mano y darte el anillo que simbolizó nuestro amor por 20 años, hasta que tus ojos se cerraron.

Una vida muy linda, gratificante la que tuvimos ¿No te parece? A los dos nos encanta el café y la pintura. Y te confieso que en tu ausencia por un tiempo guardé mi pincel. Pero sabía que tú no estabas de acuerdo. Así que decidí ir a la plaza en la que nos conocimos ¿Recuerdas? Y pinto a todas las parejas jóvenes que veo.

Una tarde dibujé tu mano agarrada de la mía. ¿Recuerdas esa foto? Pues la llevé a pintura. A un joven le gustó y ¿Sabes qué le dije antes de que la comprara? Le mencioné esto: una pintura refleja el instante de una vida. Pero esta te hace ver «toda una vida en un instante».

Los que me conocen me preguntan ¿ A quién le escribes? Y seguidamente respondo lo siguiente:

«No puedo decir que a Valentina porque ella cerró sus ojos y no puede leer, ni verme o sentir lo que yo siento todavía junto a un enorme vacío. Ella no está en un lugar específico. Tampoco sufre como algunos creen. Mi amada solo dejó de existir. Así que escribo para dejar constancia para las relaciones del futuro. De que sepan y aprendan amar como yo te amo querida Valentina».

Escribo para desahogarme y calmar mi dolor. Sin embargo, existe una cosa que me da alegría y es saber que esta pérdida no será para siempre. Estoy seguro que en un futuro cercano me encontraré contigo en una situación diferente amor. Eso me da fuerzas para luchar y continuar con mi vida.

Al saber que el dolor y el sufrimiento desaparecerán, me convence y me anima Valentina a seguir esperándote. Veo que puedo seguir enamorado de tí, de mi niña, de mi adolescente y de mi querida esposa.

Así que no te diré adiós, solo digo ¡Hasta pronto mi Valentina, mi hermosa niña de color caramelo y amor eterno!

Tu esposo para siempre..

Luis Córdova

Ejemplo 2: Carta de Amor a los Muertos para un ser querido

[Fecha]

Para ti, mi ser amado,

Han pasado cerca de __ años/meses de perderte. Sin embargo, luchaste, desde un punto de desánimo hacia un lado positivo de recuperación y, en el proceso, también nos llenamos de esperanza; con la esperanza de recuperarte de la agonía de esta enfermedad implacable.

Cuanto más me alejaba de tu presencia etérea, más cerca me sentía de ti. Con cada nube de tu pesada ausencia pasando a través de mí, pude verte mucho más claramente. Toda mi vida, me he resistido a tu energía tan firmemente. Mírame ahora, queriendo dotarme cada día de tu sensibilidad y profundidad.

[Nombre de la persona amada], ahora puedo ver cómo la muerte llega como una finalidad. Como un final repentino, a veces cuando estás aprendiendo a vivir el tiempo que te has reservado.

La muerte te llegó así, para robarte la vida por la que te esforzaste tanto para mantenerte a un lado. Es indescriptible el dolor que he sentido desde que te fuiste y a veces odio al mundo por apartarte de mi lado, aun cuando yo sigo tan joven.

Otras veces, simplemente me siento feliz de haber crecido en la dificultad de tu presencia; me preparaste para la vida y me has hecho lo que soy ahora. Cuando te recuerdo, siento un dolor en el pecho, pero estoy feliz de haberte conocido.

Tuya, con cariño,

[Tu nombre]

Ejemplo 3: Carta de Amor a los Muertos para un Hermano

[Fecha]

Para mi querido hermano,

No es así como me imaginaba que sería la vida para nosotros. Nunca imaginé que tendría que decir adiós tan pronto y al mismo tiempo ni siquiera tener la oportunidad de decir adiós. Eras único en tu clase, eras mi hermano e hiciste que mi mundo brillara un poco más en los días más oscuros.

Ojalá pudiera verte una última vez y expresarte todo el amor que siento por ti. La vida es mucho más dura ahora que no puedo ver tu deslumbrante sonrisa. Lamento que, aunque siempre estuviste tan cerca de mí, no pude apreciar mucho más los momentos que estuviste a mi lado.

El dolor que dejaste atrás para el resto de nosotros es algo que resonará mientras que existamos en este mundo sin ti. Este es el adiós que nunca deseé tener que decir, pero es lo que es. Mi vida nunca será la misma sin ti, pero intentaré hacerlo mejor.

Cuídame mientras te llevo en mi corazón para siempre. Hasta que nos encontremos de nuevo,

Tu querido hermano.

Ejemplo 4: Carta de Amor a los Muertos para un Amigo

[Fecha]

Querido amigo,

Te extraño. Sé que eso es lo que todo el mundo dice en un momento como este, pero no sé qué más decir. Cuando digo «te extraño», quiero decir que extraño todo de ti.

Extraño tu risa sincera, especialmente cuando nos reíamos durante 10 minutos seguidos de algo que solo tú y yo pensábamos que era divertido. Incluso con tan solo recordarlos, unas cuantas carcajadas salen de mi boca, pero al mismo tiempo, un sentimiento de soledad me invade.

Extraño tus sabias palabras porque siempre sabías exactamente qué decir cuando necesitaba tu ayuda. Ahora que no las tengo, me pregunto a quién consultaré por un consejo cuando no sepa que hacer.

Extraño tu espontaneidad. Siempre fuiste el primero que estaba dispuesto a emprender una simple aventura de medianoche o un viaje de un día a unas pocas horas de distancia. Por tu ausencia, me di cuenta que no es lo mismo hacerlo solo.

Extraño tus abrazos, ya sea por un motivo de alegría o de tristeza, los abrazos siempre hacían que todo fuera mejor. Al igual que un familiar, sentía que cuando te abrazaba, podía decirte lo que sea, aunque fuera duro.

Extraño tu desinterés, siempre dispuesto a dejar todo en tu vida para ayudar a alguien que era importante para ti. Recuerdo cuando dejabas a tu propia pareja durante una cita cuando me sentía muy triste.

Extraño hablar contigo de cosas importantes, pero también de los temas más oscuros que se nos ocurrieron.

Extraño tu corazón porque no solo fuiste desinteresado, sino que fuiste generoso, amable y cariñoso con todos los que te rodeaban.

Pero, sobre todo, te extraño.

Lidiar con la muerte nunca es fácil y todos lo hacen de manera diferente, pero ciertamente he tenido dificultades para aceptar la tuya. Nunca pensé que sería algo a lo que tendría que enfrentarme, pero lo es y tengo que encontrar alguna manera de aceptarlo, si es que alguna vez puedo.

Tengo tantas preguntas que nunca tendré la respuesta: ¿Por qué tú?, ¿Por qué ahora?, ¿Estás a salvo?, ¿Estás en paz?

Deseo tanto las respuestas a estas porque simplemente no tiene sentido para mí que te hayas ido. Sigo esperando que me llames y me digas que todo fue una especie de broma de mal gusto, pero estás vivo y bien. Pero en el fondo sé que no es así como esto va a funcionar.

Creo que, sobre todo, quiero que sepas cuánto significaste para mí. No sé si lo dije lo suficiente durante nuestra amistad, pero realmente espero que lo supieras. Me ayudaste a superar muchos problemas en mi vida y te estaré eternamente agradecido por eso. Realmente espero que todos puedan experimentar a un amigo como tú. Me gustaría tener la oportunidad de decirte eso más.

Ojalá tuviera el superpoder de hacer retroceder el tiempo solo para poder tener una oportunidad más de hablar contigo, decirte todo lo que amamos de ti y decirte cuánto te aprecio.

Fuiste, y sigues siendo, tan querido por muchos. Aunque ya no estés aquí, siempre estarás en mi corazón. Eras una persona tan especial y espero que todavía lo sepas.

Te extraño. Con amor,

Tu amigo

Ejemplo 5: Carta de Amor a los Muertos para un Padre

Mi querido padre,

Es más difícil de lo que dicen. No sé cómo se siente exactamente esta pérdida; de no verte cuando los padres eran todo. Cada día se siente como un espiral de emociones, gritando por recuperar tu chispa mientras me quemo.

No sé si perdimos o ganamos esta batalla desgarradora, pero como dicen, estás en paz, lejos de esta realidad enfermiza. Pero, ¿Cómo hago para superar este dolor si siento que está grabado en mi alma, papá? ¿Cuáles son las formas?

En verdad quiero escuchar tu voz, solo necesito unos segundos. Quiero escucharte decir cuánto me amas y cuánto te importo.

¿Por qué el mundo tiene que ser tan cruel? Me criaste con todo tu amor y estuviste en mis momentos más duros. Apoyaste mis sueños y metas, pero, ahora me pregunto, si estas orgulloso de mí.

¿Valí la pena? ¿Fui el hijo/a que querías? Hoy miro el cielo y me pregunto, si disfrutaste una vida a mi lado, así como yo disfrute la mía.

Solo espero que sepas que te amo, te extraño y espero pueda verte algún día nuevamente, cuando sea mi momento.

Con cariño,

Tu hijo/hija.

Ejemplo 6: Carta de Amor a los Muertos para un Abuelo

Para mi amado abuelo,

Abuelo, sé que te has ido y duele, pero nunca olvidaré tu amor sincero. Nunca me juzgaste ni me acusaste incluso cuando estaba equivocado. Pasaste por alto mis defectos y me animaste a que puedo ser mejor. Tu impacto nunca será olvidado.

Estoy escribiendo esto con tantas lágrimas, cayendo profusamente. Abuelo, nunca pensé que te irías tan pronto. Siempre has demostrado ser una persona bondadosa, escuchando todo lo que tengo que decir. Tus palabras son tranquilizadoras y reconfortantes, por lo que, todo el tiempo, estarás en mi corazón, abuelo.

Quería que siempre estarás presente en nuestras vidas y así ha sido desde hace mucho tiempo. No sé lo que viene después de la muerte, pero igual, sé que te volveré a ver. 

Nunca serás olvidado, abuelo, porque no habrá nadie que te reemplace. Es triste saber que ya no podré sostener esas manos tuyas arrugadas y débiles, pero los recuerdos de ti serán para siempre atesorados.

Es tan desgarrador saber que tenerte cerca ya no es posible hasta que nos encontremos para no separarnos más. Eres un hombre fuerte, luchando hasta tu último aliento. Te extrañaré por siempre.

Algún día te veré de nuevo. Correré hacia tu abrazo y nunca te dejaré ir. Hasta entonces, descansa en paz, abuelo.

Con cariño de tu nieto,

Tu nieto/nieta.

Cómo escribir una carta de amor a los muertos

Las carta de amor se basa en el amor que nació de una relación especial que hubo de niños hasta que se desarrolló en la etapa adulta.

Estructura de la carta

El saludo inicial junto a una introducción explicando el porqué de la carta. Un cuerpo en el que se expresó muchos sentimientos con comparaciones naturales y un cierre lleno de muchas emociones.

Instrucción/Guía de cómo rellenar la carta

El escritor de este tipo de cartas puede estar enamorado hasta el punto de sentir desesperación, pero sabe controlar lo que siente para llegar al corazón.

Programas necesarios para rellenar la carta

Puedes usar también:

  • Drive
  • Google Docs

Más modelos de carta de amor

Deja un comentario